Escalante: El renacimiento de un espacio urbano necesario
29/07/2016

Por: Leonardo Sancho Dobles

Cuando a incios del siglo pasado la ciudad de San José se hizo pequeña, lo que se conoce como “casco” —en algunos casos metropolitano o antiguo— precisamente el centro que en los siglos anteriores se trazaba como damero, surgió la necesidad de expandir el trazo urbanístico hacia los márgenes, o la periferia, así nacieron y crecieron los suburbios josefinos; de esa manera surgieron los llamados “barrios” que circundan el núcleo urbano de la ciudad: Amón, México, Luján, Aranjuez, La California, San Cayetano y Escalante, entre otros.  

Cada barrio posee características particulares, que son signos de identidad y de pertenencia, y han desempeñado una relevante función social, urbana, habitacional y arquitectónica durante el siglo anterior.

 

Hacia el sector noreste de San José, a la sombra y también cobijado por el esplendor de la iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, se fue consolidando un conjunto urbano bautizado con el nombre de “Barrio Escalante”, reconocido por poseer lugares emblemáticos, que perviven por su nombre como “La pulpería la luz”, o espacios de referencia que permanecen como “La aduana”, “El farolito” y el “Parque Francia”, estos sitios le imprimieron a Escalante mucho más carácter y vitalidad que el que ya sus casonas de amplios jardines le daban.

 

En estos días y frente a nuestro asombro, somos testigos de un desmedido y desbocado crecimiento urbanísitico, en donde edificios y antiguas casas patrimoniales son derrumbadas para hacer parqueos, observamos impotentes la metarmorfosis en la que los sitios donde habitaron las personas son desplazados para abrir espacios para alojar vehículos. 

 

Asombra, también, observar la manera en la que el mismo Escalante se ha negado a desaparecer como espacio de convivencia social, como barrio habitado y habitable, y se reinventa con el paso de los años.  Este auge que podemos ver con el pretexto de la cocina o de la cervecería artesanal, en el Paseo y el Festival Gastronómico, y en las artes que residen en este antiguo barrio son una muestra, por una parte, de resistencia pero también es un claro ejemplo de que la ciudad necesita y ofrece ambientes para hacer vida social y para caminarla, habitarla y paladearla. 

 

Enhorabuena Barrio Escalante se ha reinventado como espacio necesario para el convivio y congrega, y a la vez convoca, a quienes les gusta saborear la vida urbana

Leonardo Sancho Dobles es Filólogo, Profesor Catedrático de la Universidad de Costa Rica.

Restaurantes sugeridos
Wilk Bar • Restaurante • Cervecería
Wilk Bar • Restaurante • Cervecería

Wilk es un lugar de producción artesanal que ofrece pizzas, tapas, ensaladas, cerveza y sangría...

Buró Gastro
Buró Gastro

En Buró Gastro convergen diversas ideas del ser costarricense; un lugar para compartir momentos ...

Barrio Café
Barrio Café


Pastelería casera, dulce y salada.

...
Olivia's Pan & Pizza
Olivia's Pan & Pizza

Pizzas y más

...
Apotecario
Apotecario

El Apotecario es la casa oficial de la Cervecería Calle Cimarrona y Wild Brews Costa Rica, ofrec...

Mado
Mado

Restaurante de comida japonesa con especialidad en donburis, ramen y sushi.

...
¡Buscá tu restaurante favorito en el mapa!
© Escalante-OnLine • Diseño y programación:Tormenta Cerebral • © Nimbus 1.0